Archivo de la etiqueta: Asia

Por su gran contenido en vitamina A se le atribuyen efectos beneficiosos sobre la visión.

Historia y beneficios de la Calabaza

Por su gran contenido en vitamina A se le atribuyen efectos beneficiosos sobre la visión.
Por su gran contenido en vitamina A se le atribuyen efectos beneficiosos sobre la visión.

La calabaza, es una hortaliza de la cual podemos disfrutar todo el año, es poseedora de numerosas virtudes nutricionales que nos pueden resultar muy interesantes, además de ser deliciosa. Varía su forma y su color. Presenta una pulpa o carne de sabor azucarado y consistencia dura y que generalmente es de color amarillo o anaranjado y que en su parte central está repleta de semillas.

 

LA CALABAZA en Wikipedia

 

1. Su historia

 

Existen muchas variededes de calabaza que varian en tamaño, forma y color.

Su origen parece ser un misterio, aunque su cultivo se remonta aproximadamente en el año 5000 AC, en diferentes lugares del mundo (al respecto existe dos hipótesis una que los sitúa en América y otra en Asia meridional).

En la prehistoria sus usos eran múltiples, servían para acarrear agua, como utensilio de cocina, instrumento de música, juguete e incluso se sacaban de ella vestidos.

Numerosos autores antiguos la citan en sus escritos y se sabe que su cultivo ya se producía entre los hebreos y los egipcios.

Inicialmente se cultivaba por sus semillas, pero esta costumbre fue despareciendo a medida que se obtuvieron variedades con sabores más afrutado y con mayor cantidad de pulpa.

Desde Asia hasta América Central, y de allí su cultivo se extendió hacia el norte y sur del continente, y es en el siglo XV cuando es introducida en Europa a través de los conquistadores españoles (los cuales aprendieron a cultivarlas en su contacto con los nativos), difundiéndose su siembra con gran rapidez; y siendo empleadas con carácter culinario para cocer su pulpa, hacer mermeladas o aprovechar sus semillas para consumo tanto como harina como del aceite de su extracción.

Se cultiva actualmente en zonas húmedas y cálidas de todo el mundo.

Pero no debemos olvidar que la calabaza forma también parte del folklore tradicional de numerosos pueblos. Entre estos cabe citar; las calabazas de halloween, las calabazas para guardar vino usadas por los peregrinos en el Camino de Santiago o como moneda oficial en Haití en el año 1800, posteriormente el ?gourde? fue el nombre dado a la moneda de este país, esta palabra procede de la palabra inglesa ?gourd?, la cual significa calabaza.

 

2. ¿Cómo es?

 

La calabaza pertenece a la familia de las Cucurbitaceae, genero cucúrbita, y dentro de este podemos incluir cuatro especies la moschata, máxima, pepo y mixta.

Esta es una planta anual rastrera con tallos muy largos y cubiertos de pelo áspero, que puede alcanzar hasta 10 metros de longitud. Hojas lobuladas y acorazonadas. Las flores son grandes y bonitas con una coloración de pétalos amarillos o blancos.

La calabaza es el fruto en baya obtenido de la planta calabacera; presenta forma esférica de gran tamaño y nervaduras marcadas, aunque a veces también puede presentar un aspecto achatado, ovalado o alargado, a modo de botella.

El color de su corteza es variable; amarillo, rojizo, anaranjado, verdoso, blanco o negro.

Un tamaño variable que oscila de 25-40 cm de diámetro, pudiendo llegar a alcanzar incluso peso de 25 Kg. En España son características las calabazas de corteza anaranjada o verdosa.

Su pulpa es amarilla o anaranjada de textura firme o compacta y de sabor ligeramente insípido pero con un cierto matiz dulce-afrutado y generalmente de color amarillo o anaranjado que en su parte central está repleta de semillas.

En su interior presenta unas semillas de forma oval convexa, de pulpa blanca y comestible.

Según los paises se llama: en Francia (courge, citrouille, potiron), en Inglaterra (squash, pumpkin), en Alemania (kürbis), en Italia (zucca) y en España (calabaza, carbassa).

 

3. Variedades cultivadas

 

Del genero Cucúrbita, se aprovechan cuatro especies principalmente: la moschata, máxima, pepo y mixta.

Las Cucúrbita moschata, se trata de calabazas que fructifican en otoño e invierno, son de piel más gruesa y rugosa lo que hace que tengan un periodo de conservación mayor. En España se comercializa la variedad cabello de ángel (usada en repostería para producir el relleno pastelero que le da nombre); dentro de este grupo se incluyen gran parte de las calabazas ornaméntales comercializadas.

Las Cucúrbita máxima, dentro de las cuales podemos incluir el grupo de mayor interés alimenticio y consecuentemente el más comercial de todas ellas. Comprende a las calabazas grandes, a veces incluso gigantes; así como a las famosas calabazas de Haloween que tan populares son en Estados Unidos.

Las Cucúrbita pepo, son calabazas de verano, de piel fina, algunas son ornamentales. Entre estas podemos incluir las calabazas de cuello de botella, las verrugosas, las pasteleras o boneteras, la vinatera, las alargadas delicada y las spagueti (variedad orangeti.)

Las Cucúrbita mixta, a este grupo pertenecen gran parte de las calabazas ornamentales y algunas pequeñas de consumo, presentando una carne semidura y de coloración crema.

Al margen de estos cuatro grupos, nos encontramos las Lageria siceraria, grandes y con un cuello largo en algunas de sus variedades, las cuales aguantan colgadas durante largo tiempo en pérgolas y soportes; así como las usadas para fabricar cuencos de cocina y botellas.

Otro autores para clasificarlas las dividen:

- Calabazas de verano: con piel fina, en este grupo se incluyen; la de cuello torcido, la verrugosa, la bonetera, delicata, espagueti.

- Calabaza de invierno: la mayoría son de uso ornamental y presentan una corteza más gruesa, se incluyen las de cuello torcido de invierno, las bellota, las malabares, las de la cera y las de cidra o almizclera.

 

4. Valor nutricional

 

El componente principal de la calabaza es agua (88,72 g – 94,2 g por 100 gramos de parte comestible, según variedad), lo que unido a un bajo contenido en hidratos de carbono y a su inapreciable cantidad de grasa ( colesterol 0,0 g, grasa saturada, 0,1 g, grasa monoinsaturada 0,0 g y 0,0 g son de grasa polinsaturada) , hacen de esta hortaliza un alimento con un escaso aporte calórico (12-40 Kcal por cada 100 gramos de parte comestible según la variedad). Cabe indicar que las calabazas de bellota son las más energéticas.

Las calabazas contienen abundante cantidad de fibra (1,5 gramos por cada 100 gramos de parte comestible), se trata de fibra soluble.

En cuanto a su aporte vitamínico:

- Destaca por ser buena fuente de beta-carotenos o provitamina A (la calabaza vinatera es la que mayor cantidad posee, mientras que la espagueti es la de menor aporte).
- Aporta vitamina C (8,4-12,3 mg por 100 gramos de parte comestible según variedad).
- Presenta cantidades apreciables de vitamina E (1,1 mg por cada 100 gramos de parte comestible).
- Folatos y otras vitaminas del grupo B como la B1, B2, B3 y B6.

En cuanto a su riqueza mineral, destacar que es una hortaliza rica en potasio (140-360 mg por 100 gramos de parte comestible), también contiene otros minerales como fósforo, magnesio, azufre, zinc, cobre, calcio y una pequeña cantidad de hierro, estos dos últimos apenas si se asimilan en nuestro cuerpo en comparación con los procedentes de alimentos de origen animal.

Pero no debemos olvidar que las calabazas son alimentos antioxidantes por excelencia, por contener gran cantidad de antioxidantes como:

- Carotenos: se encuentran en los colorantes más o menos amarillos de su pulpa. – Cumarinas: entre todas las calabazas las vinateras son las que poseen mayor porcentaje de este componente.

- Licopeno: lo podemos encontrar en la pulpa de la calabaza.

- Vitamina C: en mayor porcentaje la encontramos en la calabaza vinatera. Comer 100 gramos diarios de calabaza proporciona casi la mitad de las necesidades diarias de esta vitamina.

Esta hortaliza es muy rica en aminoácidos (alanina, arginina, aspártico, glicina, histidina, isoleucina), en definitiva muy buena para la salud.

 

 

TIENDA WEB http://hblnutricionysalud.com

 

 

María del Carmen Moreu Burgos
Farmacéutica y Tecnóloga de los Alimentos. Diplomada en Nutrición.
Puleva Salud

Un aliado saludable – EL AJO

El ajo es una hortaliza muy apreciada en la cocina mediterranea por sus cualidades culinarias pero también por sus grandes propiedades curativas y preventivas que lo hacen una joya para la salud.

 

1. Un poco de historia

Valor nutritivo. Es sorprendente el valor nutritivo que posee una sola cabeza de ajo. PS.

 

El ajo es un ingrediente esencial en la dieta mediterránea y uno de los alimentos más saludables.

Empleado desde antiguo como condimento, existen pruebas que demuestran que los antiguos egipcios lo consumían hace 6.000 años y que sus propiedades culinarias y medicinales eran igualmente alabadas por los griegos.

Se conoce igualmente que los monjes medievales masticaban dientes de ajo para protegerse de la peste y durante las dos grandes guerras mundiales del siglo XX, ante la escasez de antibióticos, se utilizó para evitar que las heridas de guerra se infectaran.

Originario de Asia, el ajo (Allium sativum) es una hortaliza que pertenece a la misma familia que las cebollas, las liliáceas. En realidad, el ajo es una agrupación de pequeños bulbillos (dientes de ajo).

 

2. Valor nutritivo

A pesar de ser casi imprescindible como condimento y aromatizante de numerosos platos de nuestra cocina mediterránea, el ajo no se caracteriza por un gran valor nutricional.

Además, si tenemos en cuenta que se emplea en pequeñas cantidades, es lógico suponer que su aporte nutritivo no es demasiado significativo.

Sin embargo, esto no le resta un ápice de su importancia como ingrediente básico de nuestra cocina.

Su contenido calórico es de 114 kcal por cada 100 g.

Sus componentes mayoritarios son el agua, los hidratos de carbono (24,3%) y la fibra (1,2%). En menor proporción, contiene proteínas (5,3%), grasas (0,23%) y minerales como cinc (1,1 mg/100 g), fósforo (134 mg), calcio (17,8 mg) y hierro (1,2 mg), y algunas vitaminas, entre las que destaca la vitamina C (14 mg) y en menor cantidad B1 (0,16 mg) y B2 (0,02 mg) e indicios de vitamina A.

 

3. El poder curativo y preventivo del ajo

El ajo goza de una reconocida fama como alimento saludable siendo una excelente alternativa natural al uso de fármacos gracias a la presencia de componentes antioxidantes ricos en azufre, como la aliína.

Esta sustancia, que en realidad no huele, en contacto con el oxígeno del aire, se convierte en alicina, responsable de su característico y penetrante olor.

A su vez la alicina se transforma en otros compuestos azufrados con interesantes propiedades terapéuticas.

Son innumerables las propiedades terapéuticas que se la han atribuido a través de los siglos, destacando las siguientes:

- Es el mejor antiséptico, antibiótico y antimicótico natural que existe. Por ello es un excelente aliado contra las infecciones.

- Es un excelente depurativo, ayuda a eliminar toxinas del organismo y contribuye a la formación y regeneración de la flora intestinal.

- Mejora la circulación de la sangre debido a su poder anticoagulante.

- Baja la fiebre.

- Reduce el nivel de grasas en la sangre, disminuye los niveles del colesterol “malo” (colesterol LDL) y protege el corazón y las arterias.

- Refuerza las defensas del organismo.

- Normaliza los niveles elevados de tensión arterial, por lo que debe estar presente en la dieta de hipertensos.

- Es muy útil en el tratamiento de infecciones estomacales.

- Es expectorante, por lo que resulta muy útil en afecciones respiratorias como asma, bronquitis aguda o crónica.

- Es antioxidante.

- Normaliza los niveles elevados de glucosa en sangre.

- Ayuda a regular la función tiroidea al ser rico en iodo, siendo especialmente útil en los casos de hipotiroidismo.

- Posee importantes efectos anticancerígenos.

- Ayuda a prevenir los efectos debilitantes del envejecimiento, así como cardiopatías y otros trastornos asociados a la edad avanzada.

- Por su poder virucida, es un eficaz antiverrugas.

En un esrudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, Vol. 84, No. 5, 1027-1032, en noviembre de 2006, se evidencia que las personas que comen cantidades elevadas de cebolla y ajo presentan menos probabilidades de desarrollar diversos tipos de cáncer.

Se trata de un análisis de 8 estudios realizados en Italia y Suiza, en el que se comprobó que los adultos de edad avanzada que más consumen cebolla y ajo son los que presentan menor riesgo de cánceres de colon, ovario y laringe, entre otros.

Los autores, del Instituto de Investigación Farmacológica Mario Negri, de Milán, explican que estudios anteriores habían apuntado esta asociación epidemiológica, pero se habían llevado a cabo principalmente en China, por lo que no estaba claro si sus resultados eran extrapolables a la población occidental.

Aunque su fuerte olor puede resultar desagradable, sus múltiples propiedades curativas y preventivas justifican los efectos antisociales.

En razón a todas sus propiedades curativas, el ajo es un excelente remedio natural que puede resultar muy útil en el tratamiento y la prevención de ciertos trastornos de salud.

Para gozar de forma efectiva de sus propiedades, se aconseja consumirlo crudo o poco cocido.

 

 

Dra. Dª. Ana Haro García
Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos
Universidad de Granada